Blog

10 de octubre, Día Mundial de la Salud Mental

Publicado el

Hoy día 10 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Salud Mental. Como cada año, la Federación Mundial para la Salud Mental (WFMH) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) impulsan este día con el objetivo de concienciar sobre este problema y movilizar esfuerzos en apoyo de un sociedad de calidad, en la que proyectar una imagen positiva de lo que significa salud mental y hacer hincapié en la realidad y las necesidades de los pacientes y su familia.

Cada año este día se dedica a visibilizar  un aspecto concreto de nuestra sociedad y, este año, el foco se ha puesto en los más jóvenes y su educación. El tema elegido es “Jóvenes y salud mental en un mundo cambiante”

Según la OMS, la mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años. El problema es que la mayoría de los casos no se detectan y, por lo tanto, no se tratan. Por ello, este año se ha decidido centrar la atención en ellos, nuestros jóvenes. Debido a los cambios inherentes de la adolescencia y los primeros años de la edad adulta, hace que sea un colectivo más vulnerable.

La prevención en salud mental empieza con un mejor conocimiento

La prevención empieza con un mejor conocimiento y por ello, en España se celebra este día bajo el lema “Educación inclusiva, salud mental positiva”  poniendo de relieve que, de la educación no depende solo la adquisición de conocimientos o la competencia profesional, sino que es también un pilar fundamental para desarrollar el sentido de pertenencia, el respeto a la diversidad, la inclusión y el desarrollo de los derechos fundamentales, lo que beneficia la salud mental de generaciones futuras, según el Comité Pro Salud Mental en Primera Persona de la Confederación Salud Mental España en su manifiesto.

Para leer el ‘Manifiesto del Día Mundial de la Salud Mental 2018’, clica aquí.

Según las estimaciones de la OMS, 1 de cada 4 personas, o lo que es lo mismo, 1.700 millones de personas, padecerán un trastorno mental a lo largo de su vida. Por ello es fundamental formar a profesorado y profesionales sanitarios en inclusión e igualdad de oportunidad y que se establezcan itinerarios de formación para tal fin.

Como recoge el manifiesto, “Si fomentamos en la escuela, principalmente, la sensibilidad hacia realidades distintas, y ahondamos en la asignatura de la prevención, el sueño del bienestar podrá tocarse con los dedos, y ya nadie hablará del mundo si no es para mejorarlo”.