Blog

Efectos del cambio de hora en España

Publicado el

banner 2 blog

El cambio de hora está abriendo una gran cantidad de debates en la actualidad. La nueva propuesta de la Comisión Europea de eliminar el cambio de horario, abanderada por su presidente Jean-Claude Juncker, ha empujado a los gobiernos a marcar en el calendario el mes de marzo de 2019 como el final del cambio de horario. A pesar de que se espera que la medida sea asumida desde marzo de 2019, algunos países han pedido más tiempo, incluso hasta el año 2021 para poder adoptarla con mayores argumentos científicos.

En España, la Comisión de Expertos que evalúa la conveniencia del cambio de horario insiste en que este cambio dos veces al año es necesario por el tiempo de duración del día en el verano que es mayor que en invierno, lo que incluye adaptarse a las estaciones.

Los expertos consideran que, de no hacerse el cambio de hora en marzo, los niños entrarían más tarde a clases y soportarían más el calor, al tiempo que piensan que la propuesta es un error, puesto que la situación no es igual para todos los países.

Pero, ¿cuáles son los efectos psicológicos del cambio de horario?

cambio de hora - opentherapi

El cambio de horario puede producir diferentes efectos en cada organismo. Aunque el principal efecto es el problema de adaptación, también pueden generarse cuadros de somnolencia, dificultades en la atención, falta de concentración y memoria, irritabilidad, cansancio, apatía, variaciones del estado de ánimo, depresión, trastornos digestivos, entre otros.

Estos efectos pueden durar entre tres y cuatro días para adaptarse al nuevo horario, pero en personas que estén pasando por un cuadro depresivo o sensibles a los cambios, se puede complicar su cuadro de síntomas.

Aunque, realmente, cualquier modificación en los hábitos de las personas, por pequeña que sea, requiere de un proceso de adaptación para que el organismo logre asimilarla.

A pesar de saber que todos los cambios afectan de manera diferente a cada persona, también se ha demostrado que el cambio de horario impacta principalmente a los niños y a las personas mayores, quienes tienen más dificultades para hacer los ajustes necesarios.

La explicación más divulgada, producto de la investigación científica, es que, al disminuir las horas de luz, refiriéndonos al cambio de horario de invierno que se ha producido los días 27 y 28 de octubre, aumenta la secreción de la melatonina, hormona encargada de regular los ciclos de sueño.

El organismo sigue “enganchado” al horario de mayor luz y no obedece al horario establecido, por lo que se experimenta un cansancio antes de lo normal, y la somnolencia y agotamiento pueden ocasionar mayor irritabilidad, tristeza, cuadros de ansiedad y cambios en el estado de ánimo.

Cualquiera sea el caso, hay que prestar atención tanto a los cambios en el organismo como a su dificultad de adaptación, específicamente en personas que son más sensibles, y acudir a un profesional de la psicología de ser necesario.